Barcelona, ¿ciudad del diseño? | La Mosca del Fad

Barcelona, ¿ciudad del diseño? | La Mosca del Fad

Organizar un acto sobre el replanteamiento de la “marca Barcelona” en el Disseny Hub y obviar completamente lo que esta disciplina de disciplinas representa y es capaz de ofrecer en términos estratégicos resulta incomprensible. No considerar el diseño como un pilar, un atributo, de la ciudad de Barcelona es simple y llanamente un gravísimo error en el análisis y el diagnóstico

Publicat a La Vanguardia el 11 de febrer de 2019

El pasado jueves 30 de enero por la tarde el auditorio del Disseny Hub se llenó hasta arriba durante la presentación de una iniciativa puesta en marcha hace dos años desde el ayuntamiento para repensar y renovar la llamada “marca Barcelona”. El acto reunió autoridades, empresas, profesionales y entidades de diversos ámbitos, todos ellos agrupados en una autoproclamada “alianza de ciudad”. Antes de los parlamentos se hizo entrega del libro Identidad y posicionamento de Barcelona: un relato coral en el que, a modo de síntesis, se enumeran los atributos que hacen de Barcelona un lugar único y que, como tales, deberían servir para proyectar la ciudad “de forma consistente y sinérgica” al mundo. Se explica en las primeras páginas de este brand book (sic) que su objetivo es ofrecer “un relato pensado en clave de futuro”, elaborado a partir de un proceso abierto y participativo precedido por “una extensa fase de investigación a nivel local e internacional”. A lo largo de casi 140 páginas esta publicación trilingüe recopila diversos insights y enumera seis “pilares” fundamentales de la identidad barcelonesa: conexión, iniciativa, alma, contrastes, talento y compromiso. Pues bien, más allá de identificar estos pilares o atributos (a nuestro entender bastante arbitrarios) el libro no aporta nada nuevo ni substancial. Haciendo uso de un lenguaje autocomplaciente, más bien vacuo y de tono propagandístico, este “relato en clave de futuro” nos parece decepcionantemente antiguo y se sitúa en el terreno del puro wishful thinking (para añadir un anglicismo más a esta declaración de intenciones escrita en clave de tweet).

INTEGRAR EL DISEÑO EN SU SENTIDO MÁS AMPLIO EN EL ‘RELATO DE CIUDAD’, ASIGNATURA PENDIENTE DE BARCELONA

Por otro lado, nos sorprende enormemente que el marco elegido para hacer la presentación de este proyecto fuera el Disseny Hub. No es que nos parezca extraño que este tipo de cuestiones se discutan aquí, al contrario; lo sorprendente es que durante todo el acto la palabra diseño sólo se dejara escuchar en una ocasión y en un sentido que nada tiene que ver con el que pretendemos promover desde el FAD. La anécdota cobra todo su sentido a la luz de lo que, por desgracia, resulta obvio desde hace ya mucho tiempo: entender la práctica del diseño en su sentido más amplio e integrarlo de forma decidida en el “relato de ciudad” sigue siendo una de las grandes asignaturas pendientes de Barcelona. El primer paso para proyectar la imagen de Barcelona al mundo es liberarla de tópicos como el que la considera una ciudad “DE diseño” en la acepción más imprecisa y simplista del término; es decir el diseño entendido como un valor que se asocia a lo estéticamente atrayente, a la elegancia o al estilo. Barcelona es una de las grandes capitales DEL diseño. Y lo es porque atesora un valioso y diversísimo capital EN diseño.

Organizar un acto sobre el replanteamiento de la “marca Barcelona” en el Disseny Hub y obviar completamente lo que esta disciplina de disciplinas representa y es capaz de ofrecer en términos estratégicos resulta incomprensible. En este sentido no considerar el diseño como un pilar, un atributo (o como quiera llamarse) de la ciudad de Barcelona es simple y llanamente un gravísimo error en el análisis y el diagnóstico.