Los burócratas chinos se preparan para irse de Pekín | Diego Torres - arqxarq
Los burócratas chinos se preparan para irse de Pekín | Diego Torres

Los burócratas chinos se preparan para irse de Pekín | Diego Torres

Publicat el 8 d’abril de 2014 al diari Expansión

Pekin, con serios problemas de saturación, tendrá un ‘capital auxiliar’: Baoding. Parte de la administración y servicios se trasladarán aqui. La fiebre constructora ha elevado los precios.Publicado el 8 de abril del 2014 en la Expansión

Pekin, con serios problemas de saturación, tendrá un ‘capital auxiliar’: Baoding. Parte de la administración y servicios se trasladarán aqui. La fiebre constructora ha elevado los precios.

Pekín, la ciudad que ha sido –salvo contadas interrupciones– el centro político de China desde la dinastía Ming (1420), se prepara para delegar algunas de sus funciones en la vecina urbe de Baoding, en la provincia de Hebei. La capital trasladará edificios administrativos, centros de estudios e investigación de alto nivel, hospitales y asilos a Baoding, unos 140 kilómetros al sur, de acuerdo al plan de desarrollo urbano de la provincia de Hebei, publicado el pasado 26 de marzo y todavía pendiente de la aprobación del Gobierno central.

La idea del proyecto es convertir Baoding en una “capital auxiliar” que contribuya a aliviar los problemas de saturación, tráfico y contaminación que asfixian a Pekín. El alcalde de Baoding, Ma Yufeng, aseguró en una entrevista con China News que su ciudad reservará 34 nuevos distritos,con una superficie de 1.149 kilómetros cuadrados (el doble de extensión que el municipio de Madrid), para acoger las transferencias provenientes de la capital y construir las infraestructuras necesarias, entre ellas, un aeropuerto.

Los detalles de la mudanza –qué instituciones, cuánta gente y en qué plazo– están todavía por concretar.

Fiebre inmobiliaria

Los inversores, sin embargo, no han esperado a que el Gobierno central ponga negro sobre blanco acerca de la nueva capital auxiliar.La fiebre se ha apoderado del mercado inmobiliario local desde que comenzaron a circular rumores sobre el plan. Los testigos hablan de subidas diarias del valor de los pisos en Baoding. Sólo en la última semana, el precio por metro cuadrado se disparó un 60%, de acuerdo al diario estatal Global Times.

Pekín y Baoding están ya conectadas por tren de alta velocidad (40 minutos de trayecto). Los planificadores pretenden estrechar los lazos entre la provincia de Hebei, la capital y la vecina municipalidad de Tianjin, con la vista puesta en crear una suerte de megalópolis de más de 100 millones de habitantes.

A finales de febrero, el presidente chino, Xi Jinping, dio un nuevo impulso a una idea que lleva al menos una década en gestación instando a las tres partes a mejorar la cooperación y el uso común de infraestructuras y servicios.

El corredor entre Tianjin, Pekín y Hebei es uno de los tres núcleos económicos del país. Junto al delta del Yangtzé (alrededor de Shanghai) y el delta del Río de la Perla (alrededor de Guangzhou), las tres zonas comprenden tan sólo el 2,8% de la superficie del país, pero acogen al 18% de la población y producen el 36% del PIB.

Pekín, la ciudad que ha sido –salvo contadas interrupciones– el centro político de China desde la dinastía Ming (1420), se prepara para delegar algunas de sus funciones en la vecina urbe de Baoding, en la provincia de Hebei. La capital trasladará edificios administrativos, centros de estudios e investigación de alto nivel, hospitales y asilos a Baoding, unos 140 kilómetros al sur, de acuerdo al plan de desarrollo urbano de la provincia de Hebei, publicado el pasado 26 de marzo y todavía pendiente de la aprobación del Gobierno central.

La idea del proyecto es convertir Baoding en una “capital auxiliar” que contribuya a aliviar los problemas de saturación, tráfico y contaminación que asfixian a Pekín. El alcalde de Baoding, Ma Yufeng, aseguró en una entrevista con China News que su ciudad reservará 34 nuevos distritos,con una superficie de 1.149 kilómetros cuadrados (el doble de extensión que el municipio de Madrid), para acoger las transferencias provenientes de la capital y construir las infraestructuras necesarias, entre ellas, un aeropuerto.

Los detalles de la mudanza –qué instituciones, cuánta gente y en qué plazo– están todavía por concretar.

Fiebre inmobiliaria

Los inversores, sin embargo, no han esperado a que el Gobierno central ponga negro sobre blanco acerca de la nueva capital auxiliar.La fiebre se ha apoderado del mercado inmobiliario local desde que comenzaron a circular rumores sobre el plan. Los testigos hablan de subidas diarias del valor de los pisos en Baoding. Sólo en la última semana, el precio por metro cuadrado se disparó un 60%, de acuerdo al diario estatal Global Times.

Pekín y Baoding están ya conectadas por tren de alta velocidad (40 minutos de trayecto). Los planificadores pretenden estrechar los lazos entre la provincia de Hebei, la capital y la vecina municipalidad de Tianjin, con la vista puesta en crear una suerte de megalópolis de más de 100 millones de habitantes.

A finales de febrero, el presidente chino, Xi Jinping, dio un nuevo impulso a una idea que lleva al menos una década en gestación instando a las tres partes a mejorar la cooperación y el uso común de infraestructuras y servicios.

El corredor entre Tianjin, Pekín y Hebei es uno de los tres núcleos económicos del país. Junto al delta del Yangtzé (alrededor de Shanghai) y el delta del Río de la Perla (alrededor de Guangzhou), las tres zonas comprenden tan sólo el 2,8% de la superficie del país, pero acogen al 18% de la población y producen el 36% del PIB.