España muestra en China su atractiva capacidad en arquitectura e interiorismo | José Álvarez Díaz - arqxarq
España muestra en China su atractiva capacidad en arquitectura e interiorismo | José Álvarez Díaz

España muestra en China su atractiva capacidad en arquitectura e interiorismo | José Álvarez Díaz

Publicado el viernes, 13 de junio del 2014 en LA VANGUARDIA

 

Shanghái (China) – España está mostrando esta semana en China lo mejor de su experiencia en arquitectura e interiorismo, mediante su presencia, con seis empresas, una exposición y un seminario de diseño y arquitectura, en la feria Architect@Work China 2014 de ShangháiPublicado el viernes, 13 de junio del 2014 en LA VANGUARDIA

Shanghái (China) – España está mostrando esta semana en China lo mejor de su experiencia en arquitectura e interiorismo, mediante su presencia, con seis empresas, una exposición y un seminario de diseño y arquitectura, en la feria Architect@Work China 2014 de Shanghái, una referencia del sector.

Para mostrar su atractivo como un país puntero en estos campos, capaz de ofrecer potenciales socios con experiencia y calidad para el desarrollo de proyectos o de partes de proyectos en China, España, a través del ICEX, ha organizado un seminario, completado con una exposición sobre los prestigiosos Premios FAD de 2013.

Los premios FAD, creados en 1958, están reconocidos internacionalmente entre los más prestigiosos del mundo, y los entrega el Fomento de las Artes y el Diseño (una federación de profesionales del sector desde 1903) a proyectos arquitectónicos y de interiorismo de todo el mundo construidos en España y Portugal.

La FAD premia en cinco categorías: arquitectura, diseño de interiores, urbanismo y paisajismo, actuaciones efímeras (como pabellones en exposiciones universales) y pensamiento y crítica, y desde este año se entregarán también premios FAD internacionales a proyectos de estudios españoles levantados fuera de la Península.

En la feria china, la FAD presenta esta semana una muestra con 27 paneles explicativos de los proyectos finalistas y ganadores de la última edición de sus premios, de 2013, que presentó allí mismo Silvia Farriol, presidente de Arquin-FAD, una de las cinco asociaciones que conforman la federación de la FAD.

A esto se sumó hoy un seminario sobre arquitectura, interiorismo y diseño de España en China, a cargo del estudio de arquitectura BR (Barcelona Regional), el estudio de interiorismo de Gabriel Gomera y el estudio de arquitectura Wena (siglas en inglés de “Nueva Arquitectura de Europa Occidental”).

Este esfuerzo “yo lo valoro muy positivamente, porque me parece que tenemos que multiplicar las oportunidades para enseñar diseño, arquitectura y soluciones innovadoras en materiales de construcción de España en este mercado, que es complejo, pero que ofrece al mismo tiempo muchas oportunidades”, dijo a Efe Eduardo Euba.

Como explicó Euba, consejero jefe de la Oficina Económica y Comercial de España y Shanghái, “todavía estamos en una primera etapa de la presencia de la arquitectura española en China”, ya que “el tejido de conexiones entre estudios de arquitectura chinos y españoles es aún relativamente embrionario“.

Hay mucho por hacer“, afirmó, aunque es natural, dado que en China el sector está muy desarrollado, y prácticamente todos los proyectos de cierta importancia en el vasto país están articulados por gigantescos institutos estatales de arquitectura y diseño, por lo que es un campo difícil de penetrar para estudios extranjeros.

No es este un país donde se puedan venir a dar lecciones maestras, aquí hay grandes maestros y grandes estudios, y hay institutos de diseño públicos muy imbricados con el sector empresarial privado“, recordó Euba, aunque España sí tiene oportunidades en terrenos que aún resultan punteros en China.

“En sostenibilidad, en materiales de construcción, en soluciones medioambientales, aunque tienen una tradición milenaria: en esos campos del desarrollo industrial moderno les llevamos cierta ventaja“, señaló.

En China “tal vez no se tiene todavía ese tipo de visión, y ahí es donde hay que trabajar, queda mucho por hacer“, reiteró.

Por su parte, Farriol destacó a Efe que los esfuerzos volcados en esta feria “pueden ayudar al colectivo de arquitectos españoles que hay en China, que son unos 300 como mínimo censados“, aunque cierta parte de ellos trabajan para estudios chinos o internacionales.

Farriol ve “difícil” entrar en China, “porque aquí hay fantásticos y muchísimos arquitectos, y entiendo esa especie de proteccionismo, aunque la ventaja (del país) es que también hay trabajo para mucha gente“.

Para ella, el gran valor que puede aportar España al gigante asiático está también en “los pequeños detalles“, desde el diseño de las puertas o de sus pomos hasta los interiores, y en su sensibilidad y experiencia en renovación y restauración de edificios históricos, como los que aún hay en pie en ciudades como Shanghái., una referencia del sector.

Para mostrar su atractivo como un país puntero en estos campos, capaz de ofrecer potenciales socios con experiencia y calidad para el desarrollo de proyectos o de partes de proyectos en China, España, a través del ICEX, ha organizado un seminario, completado con una exposición sobre los prestigiosos Premios FAD de 2013.

Los premios FAD, creados en 1958, están reconocidos internacionalmente entre los más prestigiosos del mundo, y los entrega el Fomento de las Artes y el Diseño (una federación de profesionales del sector desde 1903) a proyectos arquitectónicos y de interiorismo de todo el mundo construidos en España y Portugal.

La FAD premia en cinco categorías: arquitectura, diseño de interiores, urbanismo y paisajismo, actuaciones efímeras (como pabellones en exposiciones universales) y pensamiento y crítica, y desde este año se entregarán también premios FAD internacionales a proyectos de estudios españoles levantados fuera de la Península.

En la feria china, la FAD presenta esta semana una muestra con 27 paneles explicativos de los proyectos finalistas y ganadores de la última edición de sus premios, de 2013, que presentó allí mismo Silvia Farriol, presidente de Arquin-FAD, una de las cinco asociaciones que conforman la federación de la FAD.

A esto se sumó hoy un seminario sobre arquitectura, interiorismo y diseño de España en China, a cargo del estudio de arquitectura BR (Barcelona Regional), el estudio de interiorismo de Gabriel Gomera y el estudio de arquitectura Wena (siglas en inglés de “Nueva Arquitectura de Europa Occidental”).

Este esfuerzo “yo lo valoro muy positivamente, porque me parece que tenemos que multiplicar las oportunidades para enseñar diseño, arquitectura y soluciones innovadoras en materiales de construcción de España en este mercado, que es complejo, pero que ofrece al mismo tiempo muchas oportunidades”, dijo a Efe Eduardo Euba.

Como explicó Euba, consejero jefe de la Oficina Económica y Comercial de España y Shanghái, “todavía estamos en una primera etapa de la presencia de la arquitectura española en China”, ya que “el tejido de conexiones entre estudios de arquitectura chinos y españoles es aún relativamente embrionario“.

Hay mucho por hacer“, afirmó, aunque es natural, dado que en China el sector está muy desarrollado, y prácticamente todos los proyectos de cierta importancia en el vasto país están articulados por gigantescos institutos estatales de arquitectura y diseño, por lo que es un campo difícil de penetrar para estudios extranjeros.

No es este un país donde se puedan venir a dar lecciones maestras, aquí hay grandes maestros y grandes estudios, y hay institutos de diseño públicos muy imbricados con el sector empresarial privado“, recordó Euba, aunque España sí tiene oportunidades en terrenos que aún resultan punteros en China.

“En sostenibilidad, en materiales de construcción, en soluciones medioambientales, aunque tienen una tradición milenaria: en esos campos del desarrollo industrial moderno les llevamos cierta ventaja“, señaló.

En China “tal vez no se tiene todavía ese tipo de visión, y ahí es donde hay que trabajar, queda mucho por hacer“, reiteró.

Por su parte, Farriol destacó a Efe que los esfuerzos volcados en esta feria “pueden ayudar al colectivo de arquitectos españoles que hay en China, que son unos 300 como mínimo censados“, aunque cierta parte de ellos trabajan para estudios chinos o internacionales.

Farriol ve “difícil” entrar en China, “porque aquí hay fantásticos y muchísimos arquitectos, y entiendo esa especie de proteccionismo, aunque la ventaja (del país) es que también hay trabajo para mucha gente“.

Para ella, el gran valor que puede aportar España al gigante asiático está también en “los pequeños detalles“, desde el diseño de las puertas o de sus pomos hasta los interiores, y en su sensibilidad y experiencia en renovación y restauración de edificios históricos, como los que aún hay en pie en ciudades como Shanghái.