Reflexiones sobre el concurso 'CAMP DEL FERRO' | Josep Maria GutiérrezReflexiones sobre el concurso 'CAMP DE FERRO' | Josep Maria Gutiérrez

Reflexiones sobre el concurso 'CAMP DEL FERRO' | Josep Maria GutiérrezReflexiones sobre el concurso 'CAMP DE FERRO' | Josep Maria Gutiérrez

Reflexions del Josep Maria Gutiérrez, membre de la Junta d’AxA, al voltant del procediment de concurs i la descapitalització dels despatxos d’arquitectura amb un exemple concret. Reflexions del Josep Maria Gutiérrez, membre de la Junta d’AxA, al voltant del procediment de concurs i la descapitalització dels despatxos d’arquitectura amb un exemple concret.

«Hace unos meses, el Ajuntament de Barcelona a través de BIMSA convocó un concurso para la redacción del proyecto y posterior dirección de obras de tres polideportivos situados en un difícil solar ubicado en el Camp del Ferro junto al campo de fútbol de Sant Andreu.

El concurso era a dos vueltas. En la primera vuelta se presentaban los CV de los equipos. De los equipos presentados se elegían entre cinco y diez equipos para que en un plazo de cuarenta días presentasen unos estudios previos para que un jurado formado básicamente por técnicos de la administración y algún representante del barrio y del deporte los evaluase.

Los honorarios técnicos ascendían a 860.885€ y si bien el concurso preveía que al ganador se le adjudicaría el proyecto y la dirección de obra, las bases concretaban explícitamente que por razones económicas del ayuntamiento sólo se contrataba la redacción del anteproyecto valorado en 88.000€. Al resto de los concursantes no ganadores se les abonaría 2.000€ en concepto de “gastos” de redacción.

En la fase de presentación de CV, nos consta que se presentaron muchos equipos, pues el concurso era de un proyecto importante con unos honorarios atractivos que no incluían ninguna baja. De los concursantes presentados se eligieron a diez equipos, evidentemente los que consideraron mejores de todos los que se presentaron. Comentando con técnicos de BIMSA, reconocieron la dificultad de elegir a diez, pues hubiesen podido elegir a veinte o más dada la calidad de los equipos presentados.

Ese era el escenario del concurso. Otro día comentaré esa nueva modalidad de la Administración de convocar un concurso en el que dice que te encargará todo el proceso y sólo te contrata el anteproyecto. No sólo creo que es ilegal, sino que va contra el espíritu de la Constitución en que se exige que el trato de la Administración con los ciudadanos sea igualitario.

La Junta de AxA hace tiempo que estudia el problema de la descapitalización que sufren los equipos de arquitectos que se presentan a concursos por lo que, como Secretario-Tesorero, solicité a los diez equipos que fueron elegidos en la segunda vuelta que me facilitaran los costos reales que les había supuesto presentarse a dicho concurso.

El promedio de lo que había costado a cada equipo presentarse era de 10.???€. y lo más sorprendente cuando analizas los datos es que los arquitectos responsables de los equipos tenían un sueldo bruto anual que oscilaba alrededor de 35.000€, que en los equipos trabajaban estudiantes de últimos cursos que no cobraban ni un euro, que el sueldo de arquitectos juniors oscilaba entre 8 y 12€/h. (sueldo de trabajos de limpieza) y que había despachos que habían dedicado 435h.

He de reconocer que no son unos datos que me sorprendan. Con ellos hago las siguientes reflexiones:

• El Ajuntament de Barcelona convoca un concurso que dice que licita un gran proyecto, pero sólo encarga el anteproyecto por un valor de 88.000€ y no se compromete a ningún plazo para la continuación del resto. Puede pasar que por motivos políticos o de otro tipo no se realice nunca.
• Los arquitectos bajo el señuelo de un gran concurso gastan entre todos los equipos presentados 102.000€ y el ayuntamiento sólo paga 20.000€. Dicho de otro modo, los despachos de arquitectura se descapitalizan en 80.000€. Algo dramático para cualquier despacho especialmente si son despachos jóvenes y se presentan a concursos.
• Curiosamente los gastos de los arquitectos pagan el anteproyecto.
• Los arquitectos dedicamos muchas horas para presentar unos Estudios Previos acorde con las exigencias del Pliego de Bases del concurso.
• Según el Real Decreto 2512/1977 de 17 de Junio, para unos Estudios Previos sobre el proyecto del concurso deberían pagarse el 5% sobre los honorarios de arquitecto y en este caso serían unos 36.000€ y no 2.000€, es decir 18 veces más.
• Está muy bien que el ayuntamiento quiera elegir entre los mejores Estudios Previos posibles, pero en ese caso debe pagar por ello el precio razonable que permita a los arquitectos no descapitalizarse y que éstos puedan pagar a sus colaboradores unos honorarios igualmente razonables.
• El teniente de alcalde Antoni Vives presumió en el Colegio de Arquitectos de la calidad de los arquitectos de Catalunya. Curiosamente la oficina de concursos que él preside, BIMSA, tiene una política que poco a poco ahoga a los arquitectos catalanes.
• Uno de los problemas que tenemos los arquitectos es que nos puede más realizar bien un proyecto que tener un control económico del mismo, y sucede que cuando nos damos cuenta después de presentarnos a varios concursos, debemos cerrar el despacho pues estamos totalmente descapitalizados.
Estoy convencido -como comentaré otro día- que este tipo de política es totalmente contraria a la Constitución, pues para poder trabajar los arquitectos pagamos unos impuestos (los gastos de concursos) que no paga nadie más.

Como esta descapitalización de los despachos hace tiempo que se practica hemos de buscar alternativas. Hay muchas y hoy propongo una:
Que una vez elegido los diez equipos se elija uno por sorteo y el resto pague los honorarios del anteproyecto al ganador. De esta manera conseguiremos dos cosas importantes:
• No perder el tiempo en un concurso que tenemos pocas posibilidades de ganar y dedicar ese tiempo (que es mucho) en buscar otro trabajo más rentable para el despacho.
• Poder presumir que hemos patrocinado un concurso para el bien de la ciudad. Algo que ya hacemos, pues gastamos nuestro dinero para que la ciudad consiga el mejor proyecto, pero nadie nos reconoce.
Es seguro que hay más alternativas y os invito a plantearlas, pues seguir como hasta ahora nos llevará a los arquitectos a cerrar los despachos.

Barcelona a 23 de abril de 2015
José M Gutierrez Noguera
Secretario-Tesorero de AxA»

«Hace unos meses, el Ajuntament de Barcelona a través de BIMSA convocó un concurso para la redacción del proyecto y posterior dirección de obras de tres polideportivos situados en un difícil solar ubicado en elCamp del Ferro junto al campo de fútbol de Sant Andreu.

El concurso era a dos vueltas. En la primera vuelta se presentaban los CV de los equipos. De los equipos presentados se elegían entre cinco y diez equipos para que en un plazo de cuarenta días presentasen unos estudios previos para que un jurado formado básicamente por técnicos de la administración y algún representante del barrio y del deporte los evaluase.

Los honorarios técnicos ascendían a 860.885€ y si bien el concurso preveía que al ganador se le adjudicaría el proyecto y la dirección de obra, las bases concretaban explícitamente que por razones económicas del ayuntamiento sólo se contrataba la redacción del anteproyecto valorado en 88.000€. Al resto de los concursantes no ganadores se les abonaría 2.000€ en concepto de “gastos” de redacción.

En la fase de presentación de CV, nos consta que se presentaron muchos equipos, pues el concurso era de un proyecto importante con unos honorarios atractivos que no incluían ninguna baja. De los concursantes presentados se eligieron a diez equipos, evidentemente los que consideraron mejores de todos los que se presentaron. Comentando con técnicos de BIMSA, reconocieron la dificultad de elegir a diez, pues hubiesen podido elegir a veinte o más dada la calidad de los equipos presentados.

Ese era el escenario del concurso. Otro día comentaré esa nueva modalidad de la Administración de convocar un concurso en el que dice que te encargará todo el proceso y sólo te contrata el anteproyecto. No sólo creo que es ilegal, sino que va contra el espíritu de la Constitución en que se exige que el trato de la Administración con los ciudadanos sea igualitario.

La Junta de AxA hace tiempo que estudia el problema de la descapitalización que sufren los equipos de arquitectos que se presentan a concursos por lo que, como Secretario-Tesorero, solicité a los diez equipos que fueron elegidos en la segunda vuelta que me facilitaran los costos reales que les había supuesto presentarse a dicho concurso.

El promedio de lo que había costado a cada equipo presentarse era de 10.???€. y lo más sorprendente cuando analizas los datos es que los arquitectos responsables de los equipos tenían un sueldo bruto anual que oscilaba alrededor de 35.000€, que en los equipos trabajaban estudiantes de últimos cursos que no cobraban ni un euro, que el sueldo de arquitectos juniors oscilaba entre 8 y 12€/h. (sueldo de trabajos de limpieza) y que había despachos que habían dedicado 435h.

He de reconocer que no son unos datos que me sorprendan. Con ellos hago las siguientes reflexiones:

• El Ajuntament de Barcelona convoca un concurso que dice que licita un gran proyecto, pero sólo encarga el anteproyecto por un valor de 88.000€ y no se compromete a ningún plazo para la continuación del resto. Puede pasar que por motivos políticos o de otro tipo no se realice nunca.
• Los arquitectos bajo el señuelo de un gran concurso gastan entre todos los equipos presentados 102.000€ y el ayuntamiento sólo paga 20.000€. Dicho de otro modo, los despachos de arquitectura se descapitalizan en 80.000€. Algo dramático para cualquier despacho especialmente si son despachos jóvenes y se presentan a concursos.
• Curiosamente los gastos de los arquitectos pagan el anteproyecto.
• Los arquitectos dedicamos muchas horas para presentar unos Estudios Previos acorde con las exigencias del Pliego de Bases del concurso.
• Según el Real Decreto 2512/1977 de 17 de Junio, para unos Estudios Previos sobre el proyecto del concurso deberían pagarse el 5% sobre los honorarios de arquitecto y en este caso serían unos 36.000€ y no 2.000€, es decir 18 veces más.
• Está muy bien que el ayuntamiento quiera elegir entre los mejores Estudios Previos posibles, pero en ese caso debe pagar por ello el precio razonable que permita a los arquitectos no descapitalizarse y que éstos puedan pagar a sus colaboradores unos honorarios igualmente razonables.
• El teniente de alcalde Antoni Vives presumió en el Colegio de Arquitectos de la calidad de los arquitectos de Catalunya. Curiosamente la oficina de concursos que él preside, BIMSA, tiene una política que poco a poco ahoga a los arquitectos catalanes.
• Uno de los problemas que tenemos los arquitectos es que nos puede más realizar bien un proyecto que tener un control económico del mismo, y sucede que cuando nos damos cuenta después de presentarnos a varios concursos, debemos cerrar el despacho pues estamos totalmente descapitalizados.
Estoy convencido -como comentaré otro día- que este tipo de política es totalmente contraria a la Constitución, pues para poder trabajar los arquitectos pagamos unos impuestos (los gastos de concursos) que no paga nadie más.

Como esta descapitalización de los despachos hace tiempo que se practica hemos de buscar alternativas. Hay muchas y hoy propongo una:
Que una vez elegido los diez equipos se elija uno por sorteo y el resto pague los honorarios del anteproyecto al ganador. De esta manera conseguiremos dos cosas importantes:
• No perder el tiempo en un concurso que tenemos pocas posibilidades de ganar y dedicar ese tiempo (que es mucho) en buscar otro trabajo más rentable para el despacho.
• Poder presumir que hemos patrocinado un concurso para el bien de la ciudad. Algo que ya hacemos, pues gastamos nuestro dinero para que la ciudad consiga el mejor proyecto, pero nadie nos reconoce.
Es seguro que hay más alternativas y os invito a plantearlas, pues seguir como hasta ahora nos llevará a los arquitectos a cerrar los despachos.

Barcelona a 23 de abril de 2015
José M Gutierrez Noguera
Secretario-Tesorero de AxA»