Laura Spinadel y BUSarchitektur: urbanismo estratégico y holístico | Josep Maria Montaner + Zaida Muxí Martínez - arqxarq
Laura Spinadel y BUSarchitektur: urbanismo estratégico y holístico | Josep Maria Montaner + Zaida Muxí Martínez

Laura Spinadel y BUSarchitektur: urbanismo estratégico y holístico | Josep Maria Montaner + Zaida Muxí Martínez

Repensar la praxis arquitectónica 19

Publicado el miércoles 8 de octubre en LA VANGUARDIARepensar la praxis arquitectónica 19

Publicado el miércoles 8 de octubre en LA VANGUARDIA

 

Este texto interpreta una gran obra de Laura Spinadel y su equipo BUSarchitektur, que fue fundado en 1986 en Buenos Aires con Claudio José Blazica (1956-2002), con el objetivo de experimentar nuevas maneras de afrontar la arquitectura: en diálogo con el contexto y generando siempre ciudad, basándose en las relaciones entre los edificios, y con la voluntad de síntesis de la mayor diversidad de cuestiones en el medio urbano. BUSarchitecktur son los autores del Master Plan para el WU Campus en Viena, ganado por concurso en el 2008 y, dentro de él, han desarrollado el proyecto ejecutivo del paisajismo del campus y el conjunto formado por los Auditorios, Institutosy Mensa, inaugurado todo el año 2013. El proyecto paisajístico relaciona todos los edificios, que son obra de Zaha Hadid, Eduardo Arroyo/No.mad Arquitectura, Estudio Carme Pinós, Peter Cook(CRABstudio) e Hitoshi Abe.

Todo el campus se basa en la importancia del encuentro y de la cooperación entre personas. De esta manera, se aporta sustancia a los impactos de las tecnologías de la información y de la comunicación, y se demuestra que hoy lo socialyurbano no desaparece en el ágora y espacio público, sino que cobra un sentido renovado. A pesar de presiones, modificaciones y tecnologías, las ciudades son el lugar más deseado para la sociedad del siglo XXI. Las universidades y los centros de investigación son frentes avanzados de la nueva economía. Y como centros de innovación se ven en la necesidad de generar espacios que propicien el encuentro proactivo, tal como ha argumentado Richard Sennett. El espacio es el agente mediador imprescindible. Para ello el medio innovador se forma por dos condiciones básicas: la proximidad de los actores, que son la parte activa del nuevo sistema productivo, y la interacción que promueva el intercambio de informaciónyde conocimiento. No es suficiente, por tanto, con el espacio individual y el virtual: se necesita la complementariedad entre las tecnologías de comunicación y los espacios físicos de intersección en los que se insertan.

En el sistema de pensamiento y proyecto de Spinadel las vivencias y experiencias sensoriales de los espacios son el factor predominante, incorporando otros conceptos interrelacionados. Para conseguirlo se utilizan todo tipo de herramientas: maquetas, secciones en perspectiva, fotomontajes, animaciones. Y se recurre a conceptos instrumentales, como el de capas, para superponer distintos requerimientos y programas; el de flujos de energía, como materia básica de la arquitectura; el de nudos y redes, como sistema neurálgico de cada paisaje; el valor de la experiencia personal, a partir del estímulo de los sentidos; el énfasis en potenciar la interacción y el intercambio entre las personas mediante el espacio; la definición intensaymuy diseñada de los micromundos arquitectónicos; en definitiva, tienen el valor de acercarse a las geometrías del caos y a las formas fractales.

El conjunto universitario ha sido conceptualizado con diagramas que se superponen, empezando por un diagrama clave de flujos, que define todo el conjunto a partir de los espacios públicos. Cada uno de los espacios abiertos se ha estudiado de manera virtual para que pueda ser lo más confortable y diversificado posible para profesores y estudiantes. Para ello se han superpuesto diagramas de usos, pavimentación, vegetación, asoleamiento, mobiliario urbano, iluminación, viento. Las plazas y jardines del CampusWUse configuran como ampliaciones del espacio de flujo principal, y se activan a partir de la propuesta de usos distintos. Espacios para la reflexión en pequeños gruposomás abiertos para corros de otros tamaños. Cada plaza tiene sus características (lounge, relax, expo, stage, patio, fórum) y es la antesala de uno de los edificios; se diferencia, y, al mismo tiempo, forma parte del conjunto; son los espacios para generar la interacción entre las personas para hacer posible la interrelación y la innovación; para estimular la creatividad, con colores y fragancias.

 

Masas maleables

Para conseguirlo, las circulaciones necesarias de vehículos quedan separadas de los espacios de encuentro; los vehículos motorizados entran directamenteaunaparcamiento desde el cual las personas salen al espacio central para dirigirse a los edificios; y para las bicicletas se genera un circuito exterior en los bordes del campus.

Tener en cuenta todos estos requerimientos, sumando e incluyendo, desde un punto de vista humanístico y ecológico, ha llevado a Laura Spinadel a recurrir el concepto de holismo, que tiene raíces en el pensamiento naturalista de Goethe, enRudolf Steiner y la teosofía, y que fue teorizado inicialmente por el líder y pensador africano Han Christiaan Smuts en su libro Holism and evolution (1926). La crítica de arquitectura argentina Marina Waisman también lo utilizó en su libro La arquitectura descentrada (1995), argumentando la necesidad de remplazar la actitud analítica por una visión holística.

De una visión humanista, teosófica y sensualista, BUSarchitektur ha pasadoauna posición ecológica y holística, que pone el acento en la salud de los espacios abiertos y cerrados, en los requerimientos y criterios de la bioconstrucción. El pensamiento holístico implica una superación del pensamiento racional y analítico, que funciona por partes, hacia uno inclusivo, en el que todos los aspectos son tenidos en cuenta, incluidos los menos evidentes, como la percepción, la salud o la libertad. Por todo ello es tan importante la orientación de los espacios en función del recorrido del sol y el énfasis en la circulación del aire como ecosistema.

La propuesta de Spinadel se basa en los espacios de relación, en la confianza en la capacidad de los espacios públicos como lugares de encuentro y conocimiento, y en la transición gradual del exterior más público al interior más privado. Los mismos edificios han sido planteados como masas maleables, modificadas atendiendo a las variables del vacío como espacio esencialygermen de relaciones del proyecto. Las masas de los edificios se quiebran como efecto del moldeado que deriva de los requerimientos del espacio libre, corazón del proyecto. A los edificios se les pide que lo acompañen y lo tensionen, pero que no lo interrumpan.

El nuevo edificio de los Auditorios, InstitutosyMensa, proyectado por BUSarchitektur, está formado por un conjunto de volúmenes y se conforma siguiendo una versión revisitada de la tradición vienesa de las Höfe, un espacio abierto central circundado por las edificaciones; un vacío que es un centro organizador. Por una parte está el gran Centro de Auditorios, con muchos lugares de estudio y encuentro. En el otro extremo, el edificio del Instituto de Comercio Internacional, que se articula longitudinalmente con un patio cubierto. Y la Mensa estudiantil se sitúa en la base, entre ambos edificios, con iluminación cenital. El espacio público propuesto genera, contrarrestando la distancia académica, una escala más doméstica; en el espacio público interior se generan situaciones más resguardadas.

 

Generación de conocimiento

Este edificio de Laura Spinadel y BUSachitektur replica magistralmente la lógica espacial del campus. De nuevo el vacío es el espacio de máxima importancia, que se va derramando y concatena espacios de actividades y gradientes de intimidad-publicidad diversos. La materialidad escogida refuerza la idea de este interior que se hace exterior: el acero corten de la fachada exterior se pliega y conforma los espacios públicos interiores. Desde los accesos, se ofrecen múltiples opciones y siempre las visiones oblicuas hacen que el espacio fluya. Nunca se topa con un límite, siempre aparece el exterior llamándonosacontinuar el espacio académico fuera de los límites físicos del edificio. Las conexiones internas y externas del edificio son espacios de encuentro y transición. Una gran terraza posterior queda enmarcada por las dos escaleras de emergencia, que sirven como miradores y son homenajes a la ligereza y a la belleza de la función. La terraza fluye sobre el comedor y sus magníficos lucernarios.

La Universidad de Ciencias Económicas de WU se ha convertido en un espacio eficaz para la generación de conocimiento, porque está pensado para el encuentro; por lo tanto para el saber y la innovación. El espacio no es neutral, sino que está cargado de sentido y de valores; y el Campus apuesta por la cooperación entre personas y saberes, entre naturaleza y artificio; es un conjunto que sabe conjugar espacios para la vida, que han de estar entrelazados y ser variados.

 

Foto extraida de plataforma arquitectura

 

Este texto interpreta una gran obra de Laura Spinadel y su equipo BUSarchitektur, que fue fundado en 1986 en Buenos Aires con Claudio José Blazica (1956-2002), con el objetivo de experimentar nuevas maneras de afrontar la arquitectura: en diálogo con el contexto y generando siempre ciudad, basándose en las relaciones entre los edificios, y con la voluntad de síntesis de la mayor diversidad de cuestiones en el medio urbano. BUSarchitecktur son los autores del Master Plan para el WU Campus en Viena, ganado por concurso en el 2008 y, dentro de él, han desarrollado el proyecto ejecutivo del paisajismo del campus y el conjunto formado por los Auditorios, Institutosy Mensa, inaugurado todo el año 2013. El proyecto paisajístico relaciona todos los edificios, que son obra de Zaha Hadid, Eduardo Arroyo/No.mad Arquitectura, Estudio Carme Pinós, Peter Cook(CRABstudio) e Hitoshi Abe.

Todo el campus se basa en la importancia del encuentro y de la cooperación entre personas. De esta manera, se aporta sustancia a los impactos de las tecnologías de la información y de la comunicación, y se demuestra que hoy lo socialyurbano no desaparece en el ágora y espacio público, sino que cobra un sentido renovado. A pesar de presiones, modificaciones y tecnologías, las ciudades son el lugar más deseado para la sociedad del siglo XXI. Las universidades y los centros de investigación son frentes avanzados de la nueva economía. Y como centros de innovación se ven en la necesidad de generar espacios que propicien el encuentro proactivo, tal como ha argumentado Richard Sennett. El espacio es el agente mediador imprescindible. Para ello el medio innovador se forma por dos condiciones básicas: la proximidad de los actores, que son la parte activa del nuevo sistema productivo, y la interacción que promueva el intercambio de informaciónyde conocimiento. No es suficiente, por tanto, con el espacio individual y el virtual: se necesita la complementariedad entre las tecnologías de comunicación y los espacios físicos de intersección en los que se insertan.

En el sistema de pensamiento y proyecto de Spinadel las vivencias y experiencias sensoriales de los espacios son el factor predominante, incorporando otros conceptos interrelacionados. Para conseguirlo se utilizan todo tipo de herramientas: maquetas, secciones en perspectiva, fotomontajes, animaciones. Y se recurre a conceptos instrumentales, como el de capas, para superponer distintos requerimientos y programas; el de flujos de energía, como materia básica de la arquitectura; el de nudos y redes, como sistema neurálgico de cada paisaje; el valor de la experiencia personal, a partir del estímulo de los sentidos; el énfasis en potenciar la interacción y el intercambio entre las personas mediante el espacio; la definición intensaymuy diseñada de los micromundos arquitectónicos; en definitiva, tienen el valor de acercarse a las geometrías del caos y a las formas fractales.

El conjunto universitario ha sido conceptualizado con diagramas que se superponen, empezando por un diagrama clave de flujos, que define todo el conjunto a partir de los espacios públicos. Cada uno de los espacios abiertos se ha estudiado de manera virtual para que pueda ser lo más confortable y diversificado posible para profesores y estudiantes. Para ello se han superpuesto diagramas de usos, pavimentación, vegetación, asoleamiento, mobiliario urbano, iluminación, viento. Las plazas y jardines del CampusWUse configuran como ampliaciones del espacio de flujo principal, y se activan a partir de la propuesta de usos distintos. Espacios para la reflexión en pequeños gruposomás abiertos para corros de otros tamaños. Cada plaza tiene sus características (lounge, relax, expo, stage, patio, fórum) y es la antesala de uno de los edificios; se diferencia, y, al mismo tiempo, forma parte del conjunto; son los espacios para generar la interacción entre las personas para hacer posible la interrelación y la innovación; para estimular la creatividad, con colores y fragancias.

 

Masas maleables

Para conseguirlo, las circulaciones necesarias de vehículos quedan separadas de los espacios de encuentro; los vehículos motorizados entran directamenteaunaparcamiento desde el cual las personas salen al espacio central para dirigirse a los edificios; y para las bicicletas se genera un circuito exterior en los bordes del campus.

Tener en cuenta todos estos requerimientos, sumando e incluyendo, desde un punto de vista humanístico y ecológico, ha llevado a Laura Spinadel a recurrir el concepto de holismo, que tiene raíces en el pensamiento naturalista de Goethe, enRudolf Steiner y la teosofía, y que fue teorizado inicialmente por el líder y pensador africano Han Christiaan Smuts en su libro Holism and evolution (1926). La crítica de arquitectura argentina Marina Waisman también lo utilizó en su libro La arquitectura descentrada (1995), argumentando la necesidad de remplazar la actitud analítica por una visión holística.

De una visión humanista, teosófica y sensualista, BUSarchitektur ha pasadoauna posición ecológica y holística, que pone el acento en la salud de los espacios abiertos y cerrados, en los requerimientos y criterios de la bioconstrucción. El pensamiento holístico implica una superación del pensamiento racional y analítico, que funciona por partes, hacia uno inclusivo, en el que todos los aspectos son tenidos en cuenta, incluidos los menos evidentes, como la percepción, la salud o la libertad. Por todo ello es tan importante la orientación de los espacios en función del recorrido del sol y el énfasis en la circulación del aire como ecosistema.

La propuesta de Spinadel se basa en los espacios de relación, en la confianza en la capacidad de los espacios públicos como lugares de encuentro y conocimiento, y en la transición gradual del exterior más público al interior más privado. Los mismos edificios han sido planteados como masas maleables, modificadas atendiendo a las variables del vacío como espacio esencialygermen de relaciones del proyecto. Las masas de los edificios se quiebran como efecto del moldeado que deriva de los requerimientos del espacio libre, corazón del proyecto. A los edificios se les pide que lo acompañen y lo tensionen, pero que no lo interrumpan.

El nuevo edificio de los Auditorios, InstitutosyMensa, proyectado por BUSarchitektur, está formado por un conjunto de volúmenes y se conforma siguiendo una versión revisitada de la tradición vienesa de las Höfe, un espacio abierto central circundado por las edificaciones; un vacío que es un centro organizador. Por una parte está el gran Centro de Auditorios, con muchos lugares de estudio y encuentro. En el otro extremo, el edificio del Instituto de Comercio Internacional, que se articula longitudinalmente con un patio cubierto. Y la Mensa estudiantil se sitúa en la base, entre ambos edificios, con iluminación cenital. El espacio público propuesto genera, contrarrestando la distancia académica, una escala más doméstica; en el espacio público interior se generan situaciones más resguardadas.

 

Generación de conocimiento

Este edificio de Laura Spinadel y BUSachitektur replica magistralmente la lógica espacial del campus. De nuevo el vacío es el espacio de máxima importancia, que se va derramando y concatena espacios de actividades y gradientes de intimidad-publicidad diversos. La materialidad escogida refuerza la idea de este interior que se hace exterior: el acero corten de la fachada exterior se pliega y conforma los espacios públicos interiores. Desde los accesos, se ofrecen múltiples opciones y siempre las visiones oblicuas hacen que el espacio fluya. Nunca se topa con un límite, siempre aparece el exterior llamándonosacontinuar el espacio académico fuera de los límites físicos del edificio. Las conexiones internas y externas del edificio son espacios de encuentro y transición. Una gran terraza posterior queda enmarcada por las dos escaleras de emergencia, que sirven como miradores y son homenajes a la ligereza y a la belleza de la función. La terraza fluye sobre el comedor y sus magníficos lucernarios.

La Universidad de Ciencias Económicas de WU se ha convertido en un espacio eficaz para la generación de conocimiento, porque está pensado para el encuentro; por lo tanto para el saber y la innovación. El espacio no es neutral, sino que está cargado de sentido y de valores; y el Campus apuesta por la cooperación entre personas y saberes, entre naturaleza y artificio; es un conjunto que sabe conjugar espacios para la vida, que han de estar entrelazados y ser variados.

 

Foto extraida de plataforma arquitectura